LOS PEDIDOS SERÁN DESPACHADOS A PARTIR DEL 16/1.-
Ana tiene que irse a la cama… ¡pero no quiere ir sin su querido elefante! El papá enseguida se da cuenta de que no es fácil acostar a un elefante. Si un elefante tiene sed antes de irse a dormir, ¡se bebe una bañera entera! Y para lavar sus enormes colmillos no basta con un cepillo de dientes. ¿Y qué pasa si el elefante tiene caca?… Una simpática y alegre oda a las tácticas dilatorias de todos aquellos niños que siempre tienen excusas geniales para posponer el momento de ir a la cama; y a sus papás, que con paciencia y ternura saben encaminar la desbordante imaginación de sus hijos para que tengan unos dulces sueños.

MI ELEFANTE NO QUIERE IRSE A LA CAMA

$7.710,00
Sin stock
MI ELEFANTE NO QUIERE IRSE A LA CAMA $7.710,00
Ana tiene que irse a la cama… ¡pero no quiere ir sin su querido elefante! El papá enseguida se da cuenta de que no es fácil acostar a un elefante. Si un elefante tiene sed antes de irse a dormir, ¡se bebe una bañera entera! Y para lavar sus enormes colmillos no basta con un cepillo de dientes. ¿Y qué pasa si el elefante tiene caca?… Una simpática y alegre oda a las tácticas dilatorias de todos aquellos niños que siempre tienen excusas geniales para posponer el momento de ir a la cama; y a sus papás, que con paciencia y ternura saben encaminar la desbordante imaginación de sus hijos para que tengan unos dulces sueños.